Reconocer la figura jurídica del Cuidador Domiciliario.

 

                  

     Provincia de Buenos Aires

   Honorable Cámara de Diputados

 

 

PROYECTO DE LEY

 

El Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires

Sancionan con fuerza de

 

 

LEY

 

 

Artículo 1°: Objeto. La presente ley tiene por objeto reconocer la figura jurídica del Cuidador Domiciliario.

 

Artículo 2°: Definición. Será Cuidador Domiciliario toda persona mayor de edad, apta para prestar servicio de baja complejidad a personas que por razones biológicas, psicológicas, físicas y/o sociales no puedan realizar por sí solas tareas de la vida cotidiana o requieran apoyarse en personal capacitado para realizarlas.

 

Artículo 3°: Definición.Actividades de la Vida Diaria. Para efectos de la presente ley se entenderán como actividades de la vida diaria aquellas indispensables para llevar una vida digna y en las cuales la persona con dependencia requiere asistencia permanente, tales como bañarse, preparar alimentos, alimentarse, vestirse, trasladarse, acceder a los servicios de salud o hacer las necesidades fisiológicas, así como actividades instrumentales como desplazamiento y ayuda para realizar trámites tendientes a satisfacer las necesidades básicas.

Artículo 4°:Capacitación y perfeccionamiento. La formación, capacitación y perfeccionamiento del Cuidador Domiciliario podrá realizarse en Instituciones estatales o privadas reconocidas por el Ministerio de Salud o por la Dirección General de Cultura y Educación.

                 

 

     Provincia de Buenos Aires

   Honorable Cámara de Diputados

Artículo 5°: Serán funciones del Cuidador Domiciliario:

a)    Apoyar a los profesionales que atiendan la salud del paciente/asistido.

b)    Brindar compañía, aplicando técnicas para evitar la dependencia.

c)    Colaborar con las medidas higiénicas personales.

d)    Brindar colaboración con la administración de la medicación prescripta por el profesional médico.

e)    Informar a quien corresponda cualquier modificación manifiesta en el comportamiento de la persona bajo su cuidado. 

f)     Colaborar en prácticas indicadas por profesionales médicos.

g)    Participar en cursos de actualización profesional para atención, prevención y asistencia de adultos mayores.

h)   Colaborar en la ejecución de técnicas recreativas.

i)     Fomentar todo tipo de actividad tendiente a mejorar la calidad de vida de la persona asistida resguardando su rol familiar.

Toda otra actividad que no se encuadre en las prescripciones de la presente Ley, corresponde al profesional de enfermería por ser inherente a la atención de la salud o al servicio doméstico, por  realizar tareas del hogar y no de la atención de la persona.

 

Artículo 6°: Créase el Registro de Cuidadores Domiciliarios en el ámbito de la autoridad de aplicación, quien deberá expedir la certificación que habilite para desempeñar la función de Cuidador Domiciliario.

 

Artículo 7°: Para inscribirse en el Registro de Cuidadores Domiciliarios serán requisitos:

- Poseer título habilitante otorgado por entidad oficial reconocida, o capacitación afín, reconocidas por el Ministerio de  Salud  o por la Dirección General de Cultura y Educación.

 

                  

     Provincia de Buenos Aires

   Honorable Cámara de Diputados

 

-Aptitud psicofísica para la tarea acreditada mediante certificado médico expedido por organismo público de salud.

-No presentar antecedentes penales.

 

-Presentar el certificado de aptitud psicológica y física para la tarea a realizar, expedido por profesionales de organismos públicos de la salud.

 

-Los requisitos enumerados previamente deberán renovarse anualmente.

Artículo 8°: La Autoridad de Aplicación, determinada por el Poder Ejecutivo, deberá publicar vía internet el Registro de Cuidadores Domiciliarios debidamente detallado por distrito  con los respectivos datos de cada miembro del registro.

Artículo 9°: Obligaciones.El Cuidador Domiciliario de personas está obligado a respetar en todas sus acciones la dignidad de la persona humana.

Artículo 10°: Podrá imputarse responsabilidad civil al Cuidador Domiciliario de Personas en caso de negligencia, ineptitud manifiesta u omisión en el cumplimiento de sus funciones, o maltrato del asistido o de miembros de su familia.

Artículo 11°: Serán funciones de la Autoridad de Aplicación:

a)    Determinar los contenidos, pautas y todos los requerimientos necesarios que incluirá el curso de formación y capacitación.

b)    Establecer los requisitos que deban cumplimentar las instituciones públicas o privadas para ser formadoras de cuidadores domiciliarios.

 

 

 

 

                       

      Provincia de Buenos Aires

   Honorable Cámara de Diputados

 

 

c)    Publicar las instituciones públicas o privadas habilitadas para realizar los cursos de capacitación y formación.

d)    Expedir la certificación que habilita para el desempeño de la función de cuidador domiciliario.

e)    Confeccionar y mantener actualizado el Registro Provincial de Cuidadores Domiciliarios.

f)     Realizar campañas informativas sobre el cuidado de adultos mayores.

g)    Organizar y realizar cursos de formación y capacitación para cuidadores domiciliarios.

h)   Informar sobre el listado actualizado de Cuidadores Domiciliarios cada vez que así lo requieran centros de salud o particulares de la provincia.

 

Artículo 12º: La Autoridad de Aplicación realizará convenios con las Obras Sociales, prepagas y con IOMA a los efectos de afrontar los gastos que requiere el servicio de Cuidador Domiciliario.

 

Artículo 13°: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                        

      Provincia de Buenos Aires

   Honorable Cámara de Diputados

FUNDAMENTOS.

 

 El objetivo del presente proyecto es regular una actividad “como la cuidadores domiciliarios” que en la actualidad ha crecido notablemente, dado el cambio de actitud en la sociedad de contratar a una persona para asistir y/o cuidar a un adulto mayor, debiendo recurrir a esta contratación por la necesidad de continuar laborando y/o por distintas actividades no poder estar permanentemente asistiendo a los adultos mayores. Las exigencias cotidianas condicionan a los miembros de las familias, y les impiden prestar la atención que requieren aquellos que padecen alguna enfermedad, o el deterioro propio de la vejez.

Hay todo un gran mercado laboral de “Cuidadores Domiciliarios“, entendemos que debemos regular la actividad  como así también la Creación del Registro de esta Actividad, para que la sociedad toda tenga a su alcance la información necesaria, y el Estado intervenga en la fiscalización y en el ordenamiento de los llamados “Cuidadores Domiciliarios”.

No son ni enfermeros ni personal doméstico sino que cumplen un rol específico al intentar elevar la calidad de vida de los demandantes del servicio, que por diversos motivos han perdido capacidad de autonomía para desarrollar actividades de la vida diaria.

Asistimos hoy en día en ver que la pérdida de las capacidades a lo largo de la vida se pone de manifiesto lenta y gradualmente, y en la actualidad al haber un aumento de la expectativa de vida, esto concluye en un mayor crecimiento en sociedad de tercera edad.

Las cuestiones relacionadas con los derechos humanos de los adultos mayores se abordaron en los Principios de Naciones Unidas desde 1991, que proporcionaron a los Estados partes, orientación en las esferas de independencia, participación, cuidados, realización y dignidad de este grupo etáreo de la población mundial.

Como fuera señalado en el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento, la esperanza media de vida al nacer ha aumentado veinte años desde 1950 y llega a los 66 años y se prevé que para el 2050 haya aumentado 10 años más.

 

                         

      Provincia de Buenos Aires

   Honorable Cámara de Diputados

Ese aumento será más notable y más rápido en los países en desarrollo, en los que se prevé que la población de edad se cuadruplicará en los próximos 50 años.

La región y la Argentina no escapan a esta notable transición demográfica, según se prevé, el porcentaje de personas de 60 años o más en todo el mundo se duplicará entre el 2000 y el 2050 y pasará del 10% al 21% -de acuerdo a lo que se proyecta. Así, el envejecimiento de la población pasará a ser una cuestión de primordial importancia en los países en desarrollo, que, según se proyecta, envejecerán rápidamente en la primera mitad del siglo XXI, por ello debemos prestar más atención al ordenamiento legislativo, garantizando una buena calidad de vida.

Las Naciones Unidas han señalado que el 80% de los cuidados de los adultos mayores con problemas de salud o discapacidades se realizan en los hogares, de forma informal y generalmente a cargo de las mujeres que integran el grupo familiar. Coincidimos con la propuesta de permanencia de los adultos mayores en su domicilio mientras esta situación sea posible, motivo por el cual  no podemos dejar a estos y a sus familias librados a su suerte.

Llegar a la vejez gozando de buena salud y bienestar, requiere de un esfuerzo sostenido de los Gobiernos y exige políticas adecuadas, que deben disponer de los servicios de salud necesarios para atender las necesidades especiales de los adultos mayores, sin dudas habrá mucho por legislar y prevenir desde nuestra función del Estado, por ello entendemos que en un primer paso, la Creación del Registro De Cuidadores Domiciliarios, permitirá a quienes requieran este servicio contar con la seguridad en la preparación e idoneidad de quienes cumplan este rol tan significativo.

 La salud ha sido reconocida, en el ámbito nacional e internacional, como un derecho humano, inherente a la dignidad de las personas, de forma tal que el bienestar físico, mental y social que pueda alcanzar el ser humano, constituye un derecho que el Estado está obligado a garantizar (artículo 75 inciso22- Constitución Nacional).

                         

      Provincia de Buenos Aires

   Honorable Cámara de Diputados

El Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales-PIDESC- recepta  en su artículo 12.1 “Los Estados Partes reconocen en el presente Pacto el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental”. El Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales, denominado “Protocolo de San Salvador” establece en su artículo 10.1 el derecho a la salud en los siguientes términos: “Toda persona tiene derecho a la salud entendida como el disfrute del más alto nivel de bienestar físico, mental y social.” La realidad señala que las exigencias cotidianas condicionan a los integrantes del grupo familiar y les impide prestar la atención que requieren aquellas personas que padecen de alguna enfermedad, que padecen alguna discapacidad o que presentan el deterioro propio de la vejez. Por ello los cuidadores domiciliarios permiten retrasar y en algunos casos reemplazar las internaciones y en el caso de los adultos mayores, evitar la derivación a los hogares de ancianos, con el consiguiente desarraigo familiar y social, que este tipo de internación genera.                                                                    Por eso entendemos que es necesario establecer  una normativa que regule la figura del cuidador domiciliario, ya que  refuerza la identidad de cuidador y garantiza el derecho del que merece ser cuidado, así como la tranquilidad del grupo familiar del tercero adulto.-  Este proyecto permitirá la paulatina profesionalización del personal que desarrolla esta importantísima función social, para que adquiera una capacitación apropiada.

           Es por ello, que resulta indispensable que los Estados instituyan un enfoque integrado de salud, el bienestar y la atención de las personas de edad, que involucre a la formación y capacitación de los familiares, profesionales y demás personas que atienden a sus cuidados.

El objetivo primordial es que haya personas especializadas en el cuidado de los ancianos y la jerarquización de la tarea del acompañante domiciliario.

Por los motivos expuestos, solicito a los miembros de esta Honorable Cámara la aprobación del presente Proyecto de Ley.

Participá! Dejá tu comentario

Encuesta

¿Usted cree que la inseguridad es una sensación?

NO - 91.2%
SI - 8.8%
NS/NC - 0%

Votos totales: 34

Newsletter

Boletín informativo: Accedé a las últimas novedades de mi gestión. ¡Conoceme!.

Demo

Octubre 2012

Leer On-Line

Suscribite al Mailing



Para recibir las últimas novedades en tu correo, completá el siguiente formulario.